Noticias

Publicidad encubierta en Instagram

Instagram es hoy en día la plataforma predilecta de los futbolistas, cantantes, actores y famosos de todo tipo. Conectan de forma sencilla con millones de sus admiradores. Emiten en directo sin filtros de medios de comunicación, suben fotografías, vídeos… y también venden su propia publicidad.

Desde hace un tiempo a esta parte, en especial los últimos dos años, ha habido una explosión de publicidad encubierta y tradicional en Instagram. El segundo es fácil de ver, y viene en dos formas: anuncios propios de Instagram y contenido subido por cuentas normales que está pagado por compañías ansiosas de llegar a su público.

Lamentablemente los anuncios no gustan a los fans. Y eso molesta a las compañías que pagan mucho dinero porque sus productos aparezcan en las fotografías, unas veces de forma clara y central, otras veces sutil.

Para tener un ejemplo cercano, echemos un vistazo rápido a la cuenta de Leo Messi, con casi 75 millones de seguidores en Instagram, nos muestra que sus fotografías pueden alcanzar más de 4 millones de “Me gusta” en la plataforma cuando son fotografías recientes, en el candor de su familia y rodeado de los suyos.

Pero si introduce una foto en un evento de Adidas, con el logotipo de la compañía que le patrocina centrado y relevante en la fotografía, la gente ignora más la fotografía. Eso es un problema para las compañías. ¿Cómo solucionarlo? Con finura e ingeniosidad.

Un bote de dulce de leche (sin abrir) en la fotografía, unas botellas de vino tinto español en el centro y más, son formas de hacer llegar un producto a millones de personas. Es común para deportistas tener patrocinadores durante años en los que por contrato, están obligados a mantener una actividad social mínima donde sus productos o logotipos aparezcan de forma visible.

¿Son anuncios? No se puede saber, la cuenta no lo especifica. Ni Messi ni tantos otros. Según un estudio reciente más del 90% de las cuentas más populares incumplen la normativa estadounidense bajo la que opera Instagram. La autoridad en concreto, la Comisión Federal de Telecomunicaciones estadounidense, lleva años enviando cartas a la compañía recordando de sus obligaciones legales.

 

 

También te podría gustar
Facebook puede reconocer rostros casi como los humanos
Campañas políticas en Facebook